clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Ten cuidado con las ofertas de universidad engañosas

This article was originally published in The Notebook. In August 2020, The Notebook became Chalkbeat Philadelphia.

Las universidades con fines de lucro a menudo se enfocan en los estudiantes de bajos ingresos porque cualifican para recibir préstamos federales de mucho dinero. Pero estos estudiantes tienen menos probabilidad de graduarse con credenciales significativas y tienen ocho veces más probabilidad de no pagar el préstamo.

“Las universidades con fines de lucro son negocios diseñados con el único propósito de hacer dinero para sus accionistas”, explicó Rich Williams, defensor de educación superior que trabaja con el U.S. Public Interest Research Group.

“La matrícula en un community college se basa en cuánto cuesta educar a un estudiante, mientras que la matrícula en una universidad con fines de lucro se basa en cuánto dinero el estudiante puede obtener en préstamos federales”.

Aunque estas universidades con fines de lucro representan el 10% de los estudiantes, se aprovechan de 25% de las ayudas federales, dijo Williams. A menudo los estudiantes nunca obtienen las credenciales ni consiguen trabajo. Sólo 3% de los estudiantes graduados de las escuelas públicas de Filadelfia en 2003 que se matricularon en la University of Phoenix (una universidad con fines de lucro) habían obtenido un grado universitario seis años después; el porcentaje de graduación general de la universidad es sólo 10%.

Junto con otras universidades conocidas del mismo tipo como Phoenix, DeVry y Strayer, muchos institutos técnicos que prometen certificación en campos como récords médicos, estilismo y belleza, estudios culinarios y mecánica automotriz – opciones populares para los estudiantes de Filadelfia – también son instituciones con fines de lucro.

Si un estudiante está solicitando admisión a una universidad con fines de lucro, el Better Business Bureau recomienda estar pendiente de las siguientes situaciones de alerta:

Si un representante de ventas te presiona diciendo que tienes que firmar inmediatamente, vete del lugar. Una escuela reputable dedicará tiempo a contestar preguntas, tendrá un asesor de ayuda financiero disponible y no te obligará a tomar una decisión apresurada.

Ten mucho cuidado con cualquier escuela que te garantice que conseguirás trabajo al completar su programa. Conseguir un trabajo nunca es algo seguro, especialmente en esta economía. Confirma cualquier cifra de ingresos con un tercero.

Una investigación reciente de la Oficina de Contabilidad del Gobierno (Government Accounting Office, GAO) alegó que algunas escuelas con fines de lucro elevan los precios muchísimo. Una cobraba $14,000 por una certificación en terapia de masages que estaba disponible por $520 en una universidad pública. Antes de firmar nada, compara los costos contra otras escuelas con fines de lucro y otras instituciones públicas.

La acreditación es importante, pero no siempre es fácil confirmarla. Pregunta si tienen acreditación nacional y regional y luego confírmalo con la organización que los acreditó. También puedes verificar la información ante el Departamento de Educación de EE.UU. en http://ope.ed.gov/accreditation.

Hay organizaciones dedicadas a ‘fabricar diplomas’ que a veces se hacen pasar por universidades en línea y a menudo prometen un grado por poco dinero. Si el grado parece demasiado fácil de obtener — esto incluye simplemente tomar un examen en línea o que ofrezcan validar la mayoría de los créditos por “experiencia en la vida”, lo más probable es que no es legítimo.

Algunas universidades que la GAO investigó “no proporcionaron información clara sobre la duración del programa, sus costos ni el porcentaje de graduación aún cuando hay regulaciones federales que se lo requieren”. Haz preguntas específicas y vete si no recibes respuestas claras.

El informe de la GAO también encontró que algunos reclutadores animaban a los estudiantes a mentir en sus solicitudes para recibir más dinero del gobierno. Esto es un delito que podría resultar en una multa o hasta en prisión y ninguna escuela reputable te pedirá que lo hagas.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.

Connect with your community

Find upcoming Philadelphia events