clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Se necesitan más fondos estatales para las escuelas, dijo estudio del 2008

This article was originally published in The Notebook. In August 2020, The Notebook became Chalkbeat Philadelphia.

En el 2008, la legislatura estatal de Pensilvania adoptó una fórmula nueva para distribuirles dinero a los distritos escolares en base a un estudio de costos que había pedido el año antes.

El estudio determinó que 474 de los 501 distritos – aún muchos de los que tienen una alta tasa de impuestos – no gastan lo suficiente para lograr que todos los estudiantes logren dominio académico. Filadelfia misma necesitaría gastar $1,000 mi­llones adicionales cada año, dijo el estudio.

El estudio determinó la cantidad que cada distrito debe gastar considerando las necesidades de los estudiantes, incluyendo el nivel de pobreza y el dominio del idioma inglés.

En total, el estudio indicó que Pensilvania debería gastar $4,400 millones adicionales cada año para darle una educación adecuada a cada estudiante. El Gobernador Rendell determinó que el estado debe aumentarle $2,600 mi­llones a su aportación anual para el año 2014, y el resto del dinero adicional debe ser recaudado localmente.

En el 2008-09, la legislatura le aumentó $275 millones a los fondos para educación básica.

Pero cuando ocurrió la recesión el año después, la legislatura dependió de $654 millones en estímulo federal para continuar fomentando lo que se gasta por estudiante. A la misma vez, le redujo drásticamente $354 millones a la aportación del esta­do a la educación básica. El efecto neto para el 2009-10 fue un aumento de $300 millones para la educación básica en el presupuesto del estado.

En el 2010-11, Harris­burg le aumentó $200 millones al total que el estado gastará para la educación básica. Sin embargo, una vez más usará el dinero del estímulo federal para pagar por $654 millones de su propia contribución.

En este tercer año de estar asignando los fondos bajo la fórmula nueva, los fondos del estado sólo han logrado aumentar una tercera parte de la meta de $2,600 millones para el 2014.

Si no se cuentan los dólares del estímulo federal, que se terminan este año, entonces la aportación estatal del estado para la educación es apenas un poco más que en el 2007-08.

Además, el compromiso con la meta y con la fórmula misma depen­derá de la nueva administración y le­gislatura que empezarán el próximo año.

The COVID-19 outbreak is changing our daily reality

Chalkbeat is a nonprofit newsroom dedicated to providing the information families and educators need, but this kind of work isn't possible without your help.

Connect with your community

Find upcoming Philadelphia events